El ejercicio expresivo aquí es dibujar con vidrio, producir un trazo en el aire a partir de un gesto transformador del material en el fuego.